Lo sentí..

Pensaba escribirlo cronológicamente, pero mis ideas están tan revueltas y aparte así escribo que, que más da..

Recuerdo que después del 1er viaje al DF, me mandaste esto por inbox en Face..

Lo sentí: no fue una
separación, sino un desgarramiento;
quedó atónita el alma, y sin ninguna
luz, se durmió en la sombra el pensamiento.
Así fué: como un gran golpe de viento
en la serenidad del aire. Ufano,
en la noche tremenda,
llevaba yo en la mano
una antorcha con que alumbrar la senda,
y que de pronto se apagó; la oscura
asechanza del mal y del destino,
extinguió así la llama y mi locura.
Vi un árbol a la orilla del camino
y me senté a llorar mi desventura.
Así fue, caminante que me contemplas con mirada absorta
y curioso semblante.
Yo estoy cansado, sigue tú adelante;
mi pena es muy vulgar y no te importa.
Amé, sufrí, gocé, sentí el divino
soplo de la ilusión y la locura,
tuve una antorcha, la apagó el destino,
y me senté a llorar mi desventura
a la sombra de un árbol del camino.

Luis G. Urbina

Yo te dije que regresaría, que mantuvieras esa antorcha, que porque al exageración.. ahora te al regreso..

Anuncios